Energía geotérmica

Sala máquina equipo geotermiaEs una energía limpia y renovable que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar y obtener agua caliente sanitaria de forma ecológica. Dependiendo de si se quiere obtener calefacción o refrigeración, extrae o cede calor de la tierra, a través de un conjunto de colectores enterrados en el subsuelo por los que circula una solución de agua con glicol. Para refrigerar un edificio en verano, el sistema geotérmico transmite el calor excedente del interior de la edificación al subsuelo, mientras que para calentar un edificio en invierno se realizaría el proceso inverso, extrayendo calor del suelo para transmitirlo a la edificación por medio de los colectores.

El coste de mantenimiento de este sistema es mínimo, y su vida útil está por encima de los 30 años.

El ahorro medio en la factura de electricidad es del 70%, con la reducción de emisiones a la atmósfera que esto conlleva.

Un equipo de climatización geotérmica cuenta con:

–          Bomba de calor geotérmica que realiza el aprovechamiento energético de la tierra.

–          Intercambiador introducido en el subsuelo. Está formado por un conjunto de colectores de polietileno de alta resistencia y gran duración enterrados en el suelo por los que circula una solución de agua con glicol.

–          Una bomba hidráulica, que bombea la solución de agua con glicol que fluye por los colectores.

Captador horizontalEn Klima Gaucín S.L. instalamos dos tipos de sistemas de captación:

–          Captador horizontal:

Este tipo de captador se compone de uno o varios circuitos compuestos de un colector de polietileno de alta densidad y enterrado en el jardín a una profundidad de hasta 1,5m. Este colector encierra en su interior una solución de agua con glicol apto y compatible con la naturaleza y también respetuoso con la capa de ozono (sin freón) ya que no emite gases de efecto invernadero.Captador vertical

 

–          Captador  vertical cerrado:Es la captación geotérmica más recomendable, también es la opción menos económica pero debemos tener en cuenta que entre los 10 a 20 metros de profundidad la temperatura permanece constante durante todo el año, rondando entre los 10ºC y 15ºC, y por cada 100 metros de profundidad la temperatura aumenta 3 grados centígrados según el gradiente geotérmico. Al igual que las sondas horizontales, está formada por un circuito cerrado por el que circula la solución de agua gliconada desde el pozo a la bomba geotérmica y viceversa de manera continua.